Contrato fijo vs contrato indexado

¿Qué es la tarifa indexada?

Indexar es una forma de contratar en el Mercado Liberalizado que consiste en pagar por la Energía Eléctrica consumida un precio variable en función del precio de adquisición en el Mercado Mayorista.

Permite acceder al mercado libre y pagar la energía a precio de coste, más un fee por la gestión.

Rompe con la barrera de los precios por periodos y paga por cada hora lo que cuesta la energía eléctrica, maximizando así el ahorro.

La TARIFA INDEXADA, igual que el precio fijo, tiene dos componentes:

  • Término Fijo de Potencia. El precio de la potencia contratada en las ofertas a indexados siempre suele ser según BOE. En las ofertas eléctricas a precios fijos pueden ser a BOE o superiores.
  • Término de Energía: En la tarifa indexada, el precio de la energía se paga en función del consumo y del precio horario de la energía en OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Electricidad), más un fee de gestión (SSCC) que incluye los desvíos en el consumo, el gasto por capacidad, las restricciones, el margen de la comercializadora y los peajes de energía (ATR).

TE = MD + SSCC(incluye el ATR)

De esta forma se paga la energía cada hora al precio que en realidad se está vendiendo en el mercado eléctrico. Se evita así pagar, durante todo el periodo del contrato, la prima de riesgo (margen de seguridad) asociada a toda Tarifa Fija. Con las tarifas indexadas estos márgenes se ven reducidos al reducirse el riesgo de la comercializadora a posibles subidas del mercado.

Una tarifa fija incluirá todos estos conceptos más una prima de riesgo. Para darnos un precio fijo, la comercializadora tendrá que predecir el coste de estos conceptos a lo largo de un año para asegurarse de que no perderá dinero.

El sistema de cálculo de precios indexados es algo así como una lonja de pescado (o cualquier otro sistema de precios fijados a base de oferta y demanda). En este caso la lonja es el mercado mayorista o pool, un escenario en el que diariamente las empresas generadoras ofrecen su electricidad (oferta) a diferentes precios en función de la hora y del tipo de generación, y las empresas comercializadoras proponen las órdenes de compra (demanda) en función de la energía que necesitan para dar servicio a sus clientes. La empresa encargada de gestionar todo esto es la Compañía Operadora del Mercado Ibérico de Energía. OMIE cruza, para cada hora, las curvas de oferta y demanda  estableciendo diariamente los 24 precios de la electricidad que serán de aplicación el día siguiente.

El precio final de la energía en OMIE lo fija el “KWh” más caro, que es el último. Este precio depende de muchos factores y cuantas menos tecnologías sean necesarias para cubrir la demanda, más bajo será el precio de la electricidad para las comercializadoras.

El OMEI es supervisado por una comisión de representantes de productores, distribuidores, comercializadores y consumidores cualificados. El operador del sistema es Red Eléctrica Española (REE) y aquí es donde los generadores y consumidores arrojan sus ofertas.

Tipos de tarifas indexadas

Principalmente existen dos tipos de tarifas indexadas:

  • Tarifa pass pool: para este tipo de tarifas en cuanto al término de energía, permanecen fijos los servicios del sistema (ATR, restricciones, pagos por capacidad, desvíos y margen de la comercializadora). El término variable será el precio del mercado horario según OMEI. La comercializadora no tendrá que mirar el mercado a futuro, pero deberá asegurarse que el precio fijo cubrirá los pagos por servicios del sistema.
  • Tarifa pass through: en este caso sólo permanecen fijos el término ATR y el margen de la comercializadora, cobrándonos en función de la variación del precio de casación y los costes de servicio del sistema. Este tipo es más volátil que el anterior, pero la comercializadora ya no ha de incluir una prima de seguridad para cubrir las posibles subidas que se pudiesen dar en el mercado diario, ya que las traslada directamente al cliente.

¿cómo está evolucionando el mercado?

El siguiente gráfico muestra la evolución anual de los precios medios de casación del mercado diario.

Como puede observarse, en los últimos años el precio de casación del mercado diario ha sufrido una tendencia bajista, lo cual ha beneficiado a todos aquellos consumidores que hayan contratado una tarifa indexada.

A la luz de los datos de evolución del mercado, parece muy interesante la contratación de precios indexados, además dejaríamos de pagar una prima de riesgo por mantener unos precios fijos anuales, que además deberemos mantener durante todo un año. Si bien, no podemos predecir el comportamiento del mercado eléctrico diario a futuro. De cualquier manera, la contratación de precios permite al consumidor pasar a precios fijos siempre que este lo considere oporturno y dentro de la misma comercializadora. En este caso, un movimiento a un contrato fijo, haría perder el diferencial del precio fijo del momento de compra y el precio fijo del momento del cambio.

  • Metas
posted on   26 noviembre, 2014
in   Blog